Mujeres periodistas y fotoperiodistas con la huelga 8M

 

Los medios son una pieza clave en la generación de opinión pública. Su influencia como plataforma de socialización y su impacto en el mantenimiento y la consolidación de una cultura machista es sobradamente conocida.

Del mismo modo que normalizan y extienden un imaginario poblado de discriminación y violencia contra las mujeres, los medios tendrían que ser una potente herramienta de transformación hacia una cultura libre de machismo. Pero los pasos que dan son minúsculos y más ligados a necesidades estéticas que a transformaciones reales para derribar el sistema patriarcal.

Es difícil encontrar un medio que utilice lenguaje inclusivo más allá de iniciativas de periodistas concretas, es muy complicado encontrar un medio que rechace publicidad sexista, continuamos viendo diarios con anuncios de prostitución; prácticamente no hay producciones infantiles no sexistas en la programación televisiva ni en la cartelera de cine; el tratamiento de violaciones continua normalizando la culpabilización de las mujeres y la información sobre violencias machistas pone el foco en las víctimas en lugar de señalar una sexualidad y una identidad masculina hegemónica machista que se tiene que erradicar porque está basada en la dominación y la cosificación de las mujeres.
Los éxitos de las mujeres son prácticamente invisibles a los medios, cuestiones que tendrían que ser irrelevantes como el hecho que una mujer no se depile se convierten en virales y el discurso feminista genera reacciones de acoso en las redes sociales.

Todavía son muchos los medios que solo abordan reivindicaciones feministas la semana del 8 de marzo y el feminismo ha tenido que crear su “habitación propia” con cabeceras violeta, pero aspiramos a unos medios que incorporen la perspectiva de género a su planteamiento editorial, a su organigrama y al tratamiento de sus contenidos y, por supuesto, a su libro de estilo, por ser una herramienta básica de los y las periodistas. Además, claro está, horarios y condiciones de trabajo que permitan la conciliación, es decir, la vida, porque sin cuidados no hay vida.

Sin la implicación de los medios de comunicación masivos será muy difícil romper la hegemonía de la cultura machista y poblar el imaginario colectivo de una perspectiva feminista, que no es otra que la del respeto por los derechos humanos de todas las personas y la construcción de la igualdad real con solidaridad y justicia.

Las mujeres periodistas y fotoperiodistas, conscientes de esta realidad, nos sumamos a las reivindicaciones de la asamblea por la #HuelgaFeminista8M, reivindicamos un periodismo sin machismo e inauguramos una red de trabajo y colaboración para empujar juntas, desde nuestros diferentes espacios en el ámbito de la comunicación, este cambio que no sólo es posible sino justo e imprescindible.

#periodismosinmachismo
#demoslavueltaalosmedios
#MujeresperiodistasHuelga8M
#Mujeresfotoperiodistas Huelga8M
#Huelga8M

Si queréis adheriros al manifiesto #periodismosinmachismo podéis ir a este enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s